DÍA SEIS ¿Cuanto esperaremos por nuestro avivamiento? | 40 Días de Avivamiento Personal

40-DIAS-AVIVAMIENTO-PERSONAL-P

DÍA SEIS ¿Cuanto esperaremos por nuestro avivamiento? | 40 Días de Avivamiento Personal

  

Vuélvenos, oh Jehová, a ti, y nos volveremos;
Renueva nuestros días como al principio.

Porque nos has desechado;
Te has airado contra nosotros en gran manera.

Lamentaciones 5:21-22 (RV1960)

 

Lo primero que hay que entender es que el avivamiento no se puede programar. No se puede pedir en un menú, por mandato de un presidente o una fecha en nuestros calendarios. Pero hay momentos en que tanto se necesita el avivamiento que podríamos anticipar su inminente llegada.

Cuando hay una falta de amor en la iglesia, cuando hay celos y la discordia entre los creyentes, o cuando hay un espíritu mundano en la Iglesia, el avivamiento es claramente necesario. Durante estas ocasiones, el avivamiento por medio del Espíritu Santo es el único que va a restaurar nuestro amor a Dios y entre sí.

Pero no importa lo mucho que se necesite un avivamiento, no se llevará a cabo sin la providencia de Dios y la humildad del hombre. Dios abrirá el camino, a través de eventos y circunstancias del mundo, para hacer la reactivación y llegar a aquella posibilidad. Pero sin lugar a dudas la iglesia tiene una medida de responsabilidad.

Los cristianos estamos tan afligidos por la maldad en el mundo que no debemos parar de orar por la salvación de los perdidos. Muy importante debemos no solo orar por un avivamiento personal también y más importante aun por por un avivamiento mundial.

Debemos tener paciencia y descansar en nuestro Señor mientras llega este maravilloso avivamiento, pero he aquí una gran verdad que ayuda en nuestro camino a conseguir el objetivo personal. Es mejor dar que recibir, cuando nos preocupamos por otros, oramos, animamos y cuidamos a nuestro prójimo se cumple lo escrito en:

  

En todo os he enseñado que, trabajando así, se debe ayudar a los necesitados, y recordar las palabras del Señor Jesús, que dijo: Más bienaventurado es dar que recibir.

Hechos 20:35 (RV1960)

 

Animo mi herman@! Ten paciencia, sin lugar a dudas nuestro Padre Celestial es bueno y no tardará en darte ese avivamiento que tanto necesitas y que todos necesitamos.

PUNTO DE ACCIÓN

Piense de nuevo a través de su historia con el Señor. ¿Recuerda la primera alegría que ha tenido con Él? 

Establecer una asociación con amistades cristianas y orar los unos por los otros comience a hablar y orar juntos con regularidad, por lo que puede ver juntos una renovación de su alegría. Esto es maravilloso!

ORACIÓN

Bendito Padre Celestial, vuelvo a venir a Ti; porque tú eres mi única esperanza. Dame paciencia, paz y vuelve a mí la alegría de tu salvación, y permíteme compartir esta alegría que me das con más personas, guíame para congregarme y hacer Tu voluntad en mi vida, úsame para ayudar a otros, la gloria y la honra es para Ti.

Comments and Responses