¿Estás desanimado? Deja que El Padre Celestial te Anime!

1102002029_univ_lsr_xl

Tal vez estes pasando momentos de desanimo, lo primero que debes saber es que es normal que esto aveces suceda ya que mientras nos encontremos en este cuerpo terrenal y a esta vida limitada estamos expuestos distintas dificultades, pero déjame darte la receta para todo mal la cual nuestro creador nos a dado para superarlas y no solo eso luego de superarlas ser más fuertes y lo más importante que ello nos haya servido para acercarnos aun más al Padre Celestial.

En las sagradas escrituras se encuantran aquellas medicinas que curan el alma, el corazón e inclusive el cuerpo ya que para El nada es imposible.

Versículos de la Biblia que dan ánimo y aliento

El Señor mismo marchará al frente de ti y estará contigo; nunca te dejará ni te abandonará. No temas ni te desanimes.

Deuteronomio 31:8

Vengan a mí todos ustedes que están cansados y agobiados, y yo les daré descanso.

Mateo 11:28

No tengas miedo, que yo estoy contigo; no te desanimes, que yo soy tu Dios. Yo soy quien te da fuerzas, y siempre te ayudaré; siempre te sostendré con mi justiciera mano derecha.

Isaías 41:10 

Dios es nuestro amparo y fortaleza,
nuestro pronto auxilio en todos los problemas.
Por eso no tenemos ningún temor.
Aunque la tierra se estremezca,
y los montes se hundan en el fondo del mar;
aunque sus aguas bramen y se agiten,
y los montes tiemblen ante su furia.
Salmo 46:1-3

No se turbe su corazón. Ustedes creen en Dios; crean también en mí.
Juan 14:1

Por lo tanto, muestren humildad bajo la poderosa mano de Dios, para que él los exalte a su debido tiempo. Descarguen en él todas sus angustias, porque él tiene cuidado de ustedes.
1 Pedro 5:6-7

»Pero bendito el hombre que confía en mí, que soy el Señor, y que en mí pone su confianza.
Ese hombre es como un árbol plantado junto a los arroyos; echa sus raíces junto a las corrientes, y no se da cuenta de cuándo llega el calor; sus hojas siempre están verdes, y en los años de sequía no se marchita ni deja de dar fruto.»
Jeremías 17:7-8

Vengan a mí todos ustedes, los agotados de tanto trabajar, que yo los haré descansar.
Lleven mi yugo sobre ustedes, y aprendan de mí, que soy manso y humilde de corazón, y hallarán descanso para su alma; porque mi yugo es fácil, y mi carga es liviana.»
Mateo 11:28-30

Escucha lo que te mando: Esfuérzate y sé valiente. No temas ni desmayes, que yo soy el Señor tu Dios, y estaré contigo por dondequiera que vayas.
Josue 1:9

Ahora bien, sabemos que Dios dispone todas las cosas para el bien de los que lo aman, es decir, de los que él ha llamado de acuerdo a su propósito.
Romanos 8:28

Hermanos míos, considérense muy dichosos cuando estén pasando por diversas pruebas. Bien saben que, cuando su fe es puesta a prueba, produce paciencia. Pero procuren que la paciencia complete su obra, para que sean perfectos y cabales, sin que les falte nada. Si alguno de ustedes requiere de sabiduría, pídasela a Dios, y él se la dará, pues Dios se la da a todos en abundancia y sin hacer ningún reproche.
Santiago 1:2-4

¡todo lo puedo en Cristo que me fortalece!
Filipenses 4:13

Pero tenemos este tesoro en vasos de barro, para que se vea que la excelencia del poder es de Dios, y no de nosotros, que estamos atribulados en todo, pero no angustiados; en apuros, pero no desesperados; perseguidos, pero no desamparados; derribados, pero no destruidos;
2 Corintios 4:7-8

Por lo demás, hermanos míos, manténganse firmes en el Señor y en el poder de su fuerza.
Efesios 6:10

El Señor es bueno;
es un refugio en el día de la angustia.
El Señor conoce a los que en él confían,
Nahúm 1:7

De modo que si alguno está en Cristo, ya es una nueva creación; atrás ha quedado lo viejo: ¡ahora ya todo es nuevo!
2 Corintios 5:17

Si estos pasajes te han ayudado, déjanos tu testimonio en los comentarios. 

Deja un comentario: